VENTA DE LA UNIDAD PRODUCTIVA CON LA PRESENTACIóN DE CONCURSO VOLUNTARIO

El empresario que teniendo su empresa en insolvencia y que conoce su debilidad para afrontar un convenio que permita la continuidad, puede negociar un acuerdo con terceros, los cuales están interesados en su empresa o en una de sus unidades productivas y poder así llegar a un acuerdo que se traduzca en oferta vinculante, todo esto, previo a presentar el concurso de acreedores al que debe someterse.

Este procedimiento, se contempla en el artículo 190.3 de la Ley Concursal, la cual permite que el concursado, al solicitar el concurso y pedir la liquidación de la empresa, acompañe desde el primer momento una oferta vinculante de compra por parte de un tercero, de la llamada «unidad productiva», o también denominada «unidad organizativa de producción o servicios».

La experiencia nos enseña que los procesos corrientes de liquidación, se resuelven mal y tardíamente, y los convenios de continuidad se presentan difíciles de cumplir, pues el concursado no gozará de la necesaria confianza de proveedores y bancos para merecer el apoyo, por lo que dicha continuidad se convierte en una entelequia, aunque alcance un convenio beneficioso.

Por eso, la presentación de un concurso voluntario con una oferta vinculante es un mecanismo muy eficaz que permite salvaguardar la continuidad de la actividad y los puestos de trabajo que se necesiten para dicha continuidad, dando una salida honorable al empresario, que tiene su empresa en insolvencia.

Este supuesto innovador, de acompañar a la solicitud de concurso voluntario, una oferta vinculante presentada por un tercero de la unidad productiva, ha sido introducido por la ley 38/2011 de reforma de la Ley Concursal, y supone facilitar como objetivo primordial la transmisión de la unidad productiva en aquellos casos en que se aprecia que la tramitación del procedimiento concursal puede producir con el lento devenir de los trámites procesales, la lenta desaparición del valor de dicha unidad.

Ello requiere evidentemente una negociación previa con posibles compradores, como preludio a la presentación del concurso voluntario y ofrece al adquirente la garantía de no asumir obligaciones fiscales, de seguridad social o laborales anteriores a la adquisición.

En definitiva, creo que dicha innovación legislativa, puede contribuir a salvaguardar la continuidad de muchas empresas en crisis económica.

Comments are closed.